10 de Agosto de 2016

Dos proyectos laborales de Cáritas Diocesana de Tenerife logran la acreditación como empresas de inserción del Servicio Canario de Empleo

  • Las iniciativas ‘114 Espacio creativo S.L.’ y ‘Buscándome las habichuelas S.L’ fomentarán el acceso al trabajo y la inserción social de personas con dificultades para acceder el mercado laboral ordinario

Los proyectos 114 Espacio Creativo y Buscándome las Habichuelas, de Cáritas Diocesana de Tenerife, han logrado la acreditación como Empresas de Inserción que concede el Servicio Canario de Empleo (SCE), logrando así el apoyo del Ejecutivo canario a dos iniciativas con las que se ha apostado por fomentar el trabajo y la inserción social de personas con dificultades para acceder al mercado laboral ordinario.

El Servicio Canario de Empleo considera Empresa de Inserción a las sociedades mercantiles o cooperativas que realicen alguna actividad económica de producción de bienes y servicios, cuyo objeto social tenga como fin la integración y formación sociolaboral de personas en situación de exclusión social como tránsito al empleo ordinario.

Buscándome las Habichuelas S.L. es una empresa de formación, producción y venta de bienes y servicios relacionados con la agricultura ecológica, destinado a personas en situación de exclusión y/o vulnerabilidad social que quieran trabajar en la agricultura ecológica y apostar por las posibilidades que ofrece el fomento de una economía sostenible y adecuada a las exigencias del mercado laboral. La finca piloto la tienen en el municipio de La Guancha.

En el caso de 114 Espacio Creativo S.L., es una empresa de inserción social de Cáritas Diocesana de Tenerife dedicada a las artes gráficas, digitales y creativas; así como a la organización de eventos y pretende ser lugar de encuentro entre los profesionales del sector, el mundo creativo, las pymes canarias y la acción social. 

Estos proyectos de Cáritas Diocesana de Tenerife tienen un doble objetivo: por un lado, mejorar la formación y competencias en el empleo de las personas participantes; y, por otro, se intenta sensibilizar al sector empresarial  acerca de la importancia de la responsabilidad social corporativa en el fomento de la integración laboral de las personas en situación de vulnerabilidad o exclusión social.