23 de Mayo de 2016

Cáritas invita a marcar conjuntamente las casillas de fines sociales y de la Iglesia en la Declaración de la Renta

  • La entidad se suma a la campaña informativa de Cáritas Española para animar a los contribuyentes a colaborar y recuerda que seis de sus recursos alojativos para personas sin hogar en la Isla son co-financiados a través de estos fondos

Cáritas Diocesana de Tenerife se une a la campaña informativa de Cáritas Española para animar a los contribuyentes a marcar las dos casillas solidarias de la Asignación Tributaria con el objetivo de reforzar el apoyo que reciben de la ciudadanía y continuar desempeñando su trabajo tanto como organización solidaria que presta apoyo a las personas más desfavorecidas, como entidad caritativa y social de la Iglesia católica.

La entidad destaca que gracias al apoyo económico que aporta la ciudadanía en su declaración de la renta a través de las casillas solidarias de la Asignación Tributaria, se realiza una importante labor de acompañamiento directo a unas 40.000 personas en situación social más vulnerable en todo el país.

En concreto, seis de los recursos alojativos para personas en situación de sin hogar que gestiona Cáritas Diocesana Tenerife en la isla están financiados con fondos del IRPF, además del apoyo que reciben del Gobierno de Canarias y de las administraciones locales. De hecho, las aportaciones que la entidad recibe del IRPF se destinan a diferentes proyectos de realidades relacionadas con familias en vulnerabilidad y/o exclusión social, personas  en situación de sin hogar e inmigrantes en vulnerabilidad social, personas con VIH/Sida y/o patología dual, mayores, empleo y voluntariado.

En este sentido, con el lema En tu próxima Declaración de la Renta: mejor2, Cáritas quiere llamar la atención de la ciudadanía sobre la posibilidad que tienen de duplicar –y de mejorar— su compromiso solidario a través de la Declaración de la Renta. Al marcar ambas opciones de forma simultánea, estarán colaborando a la vez, y sin coste añadido alguno, con un 0,7% de su base imponible a sostener la acción de la Iglesia y con otro 0,7% a apoyar los fines sociales que desarrollan Cáritas y otras muchas organizaciones que reciben fondos del IRPF para sostener una parte de su labor solidaria.