Cerca de 300 personas participan en la XXIV Escuela de Formación Social de Cáritas Diocesana de Tenerife

IMG-20201121-WA0012_resized_20201121_101612752

Cerca de 300 personas -entre voluntarios, técnicos, colaboradores, sacerdotes, religiosos y diáconos- se dieron cita este sábado 21 de noviembre en la XXIV Escuela de Formación Social de Cáritas Diocesana de Tenerife, que en esta ocasión y debido a las restricciones que imponen las autoridades sanitarias por la pandemia de la Covid-19 se celebró íntegramente en formato ‘online’ a través de Youtube.

La escuela, convocada en esta ocasión bajo el lema “Tiempo de agradecer, Tiempo de Compromiso”, abordó el concepto de Ecología Integral y la visión que al respecto aporta el Papa Francisco. En esta línea, y después de un trabajo previo que se ha venido realizando en los distintos arciprestazgos de la Diócesis en las últimas semanas, se debatió sobre lo que ya están haciendo los propios agentes de Cáritas bajo la perspectiva de una ecología ambiental, económica y social.

En este sentido, la Escuela contó con la participación de Sonia Olea, abogada y experta en temas de Incidencia política del Área de Comunicación de Cáritas Española. Su ponencia se centró en las conexiones que existen entre la crisis social y la crisis ambiental que vivimos en este momento, como refrenda la Carta Encíclica ‘Laudato sí’ del Sumo Pontífice. Así, Olea mostró su preocupación porque nuestro “modelo de desarrollo depredador y nuestro estilo de vida consumista” está generando “graves y crecientes perjuicios a los ecosistemas y la biodiversidad”, que además promueven “exclusión social y provocan un cambio climático que obliga poblaciones enteras a marchar hacia otros territorios por motivos de supervivencia”.

Corresponsabilidad

“Conscientes de que la crisis sanitaria mundial que padecemos ha mostrado una vez más la profunda interdependencia de la familia humana y la necesaria corresponsabilidad de todos en el destino de la humanidad, y nos ha ofrecido una nueva oportunidad para avanzar en la construcción de un mundo más justo y fraterno”, recalcó Sonia Olea.

Cáritas Diocesana de Tenerife apuesta por abrir la mirada del entendimiento y del corazón para dejarnos transformar por la realidad que nos interpela. Así, proponemos caminos para adaptar nuestro estilo de vida, nuestra manera de actuar, a lo que esta realidad nos pide. Nos guía el Espíritu que se manifiesta en cada uno de nosotros y en comunidad, que nos impulsa y da aliento para vivir la misión al estilo de Jesús y sus discípulos.