16 de Septiembre de 2016

CÁRITAS ABRIRÁ SEIS VIVIENDAS EN ALQUILER SOCIAL PARA PERSONAS EN SITUACIÓN DE SIN HOGAR

  • La entidad pondrá en marcha antes de final de año el primer recurso de este tipo en la provincia para personas con ingresos mínimos que no pueden acceder a una vivienda normalizada

Cáritas Diocesana de Tenerife abrirá antes de final de año el primer recurso alojativo de la provincia para personas con ingresos mínimos, que no pueden acceder a una vivienda normalizada. Ubicados en el barrio del Perú, en el municipio de Santa Cruz de Tenerife, se trata de seis estudios de unos 25 metros cuadrados destinados al colectivo de personas en situación de sin hogar, que se arrendarán a través de un alquiler social cuyo coste no superará el 10% de las retribuciones de cada usuario.

Según explican desde la entidad, el proyecto, pionero en el ámbito de las organizaciones sociales que actúan en la Isla, se dirige fundamentalmente "a personas de avanzada edad o que sufren algún tipo de trastorno mental que les incapacita para la vida laboral, que sufren una doble exclusión; por un lado, la de encontrarse en situación de sinhogarismo y sin acceso a una vivienda digna; por otro, el tener grandes dificultades para salir de esta situación por no poder acceder a un empleo y por no tener unos ingresos mínimos garantizados que les permitan una vida normalizada y una vivienda digna". En este sentido, el único requisito de acceso a estos apartamentos, que han sido financiados en su totalidad por Cáritas Diocesana de Tenerife, es que la persona esté en situación de sinhogarismo y que perciba una pensión no contributiva (PNC) por jubilación o invalidez, cuyos ingresos no le permitan acceder a una vivienda normalizada.

Las viviendas, en cuya construcción ha colaborado activamente la Fundación Laboral para la Construcción, se entregarán completamente amuebladas y equipadas. El espacio fue cedido por la Fundación Idafe, y el coste total de las obras de acondicionamiento ha sido de 44.713,17 euros.

El proyecto forma parte del Programa de Inclusión Social de Cáritas Diocesana de Tenerife, que cuenta siete recursos alojativos (126 plazas) ubicados en los municipios de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Puerto de La Cruz y Granadilla de Abona. En ellos, además de la cobertura de necesidades básicas de los usuarios, se ofrecen servicios de orientación, información y acogida; de atención psicosocial y educativa; asesoramiento jurídico y orientación laboral y formación para la mejora de la empleabilidad.